martes, 23 de abril de 2013

Reflejos de una tierra olvidada

Despues de tanto tiempo creo que de todos es sabido que soy un fan de los personajes de DC Comics. Me enganché a ellos en los ochenta, coincidiendo con la aparición de Ediciones Zinco y sus ediciones de series post-Crisis en Tierras Infinitas. Disfruté de su Man of Steel de Byrne o el Batman Año Uno de Miller/Mazzucheli, del Swamp Thing de Moore, los Titanes de Wolfman/Perez (e incluso Wolfman/Grummett), la Doom Patrol y la JLA de Grant Morrison...Fue un golpe muy duro (si se puede calificar asi) ver cómo todas esas historias, todo ese universo que conocía y amaba, era "arrojado a la basura" por resultar obsoleto y sustituido por un deslumbrante "Nuevo Universo DC" con nuevas versiones de mis queridos personajes que, en muchos casos, apenas reconocía. Se que sólo son comics, que sólo son historias, pero un lector de tebeos (sobre todo si lleva más de 20 años haciéndolo) tiene algo de coleccionista, lo que implica algún tipo de lazo afectivo entre él y el objeto de su colección. Ver que éso que tanto te gusta tiene un fin (cuando, en un principio, no tendría porqué tenerlo...) te afecta de un modo u otro. Aunque he tratado de mantener ese vínculo que tenía con el UDC con estas nuevas versiones, cada mes pasaba sentía que aquello no era ya para mi...

Todo aquello cambió con lo que llamaron "la segunda Oleada":  junto a rarezas para mi como Ravagers, G.I. Combat o el regreso de Batman INC, dos títulos destacaron sobre todos los demás: Powergirl/Huntress: World's Finest y Earth-2. Mientras durante años DC había renegado de las tierras alternativas dentro de su continuidad "habitual" (aunque hubiesen recuperado recientemente 52 tierras alternativas, ninguna había tenido colección propia) ahora se atrevían a dedicarle no sólo uno sino dós títulos mensuales, y protagonizados por los personajes de la Sociedad de la Justicia, grandes perjudicados durante el mencionado reboot. ¿Se atreverían a satisfacer a los viejos fans estableciendo alguna de sus series en la continuidad anterior? Me temo que no: aqui nos encontrariamos a una nueva versión de la SJA, rejuvenecida y (supuestamente) actualizada a los tiempos modernos. Los primeros escalofrios que recorrieron mi espalda fueron mitigados al conocer a los encargados de las series: Paul Levitz en World's Finest, con George Perez y Kevin Maguire en el apartado gráfico, y James Robinson en Earth-2, con lápices de Nicola Scott . En todos los casos nos encontramos con autores reputados, respaldados por largas y extensas carreras llenas de obras más que satisfactorias. James Robinson es autor, por ejemplo, de la consagrada Starman y su obra La Edad Dorada es de mis historias favoritas sobre la SJA (creo que es la que me enganchó a ese grupo). Realmente habría que darle una oportunidad a esos títulos. Y pronto se convirtieron en esos títulos "durmientes", consiguiendo el apoyo de los fans sin necesidad de artificios de marketing o cosas por el estilo (aunque, en mi opinión,  DC tambien los usase, con la maniobra sobre la sexualidad de Alan Scott). Aunque el resultado difiere bastante de la idea original de Robinson, no puedo más que sentirlo como treméndamente satisfactorio. Y ahora que ECC ha empezado a publicar la serie aquí en España, he decidido apoyarla con mi dinero (que hoy era el Día del Libro y llevaba sin comprarme yo -sin contar los que me regalaron en Navidad o por mi cumpleaños- un comic en español casi seis meses y ya era hora de que me diese un capricho...)

Y leyéndolo no puedo más que recordar y darle la razón a Pedro Angosto en uno de sus post de hoy: cuando trabajas con personajes de la cultura popular como los de los comics, el lector busca una serie elementos que le hacen sentirse familiar con el personaje, aunque termines mostrándoselos de un modo totalmente nuevo y diferente. Ahi estaba yo, buscando y encontrando esas referencias desde el principio, sintiéndo que los que leía en aquellas páginas eran más "Superman" y "Batman" que sus nuevas versiones (aunque Wonder Woman vuelva a resultarme "demasiado violenta" pero se lo perdonamos porque, en la situación en la que la coloca, podría estar totalmente justificado). Naturalmente encontramos cosas diferentes (el escenario es completamente distinto a la versión pre-Flashpoint) pero en ningún momento me siento "engañado":  nadie ha querido venderme estas versiones como los "unicos y verdaderos", por lo que me enfrento a esta serie como uno de tantos "elseworlds" de los que ha publicado la editorial. Estas versiones son los suficientemente diferentes para tener personalidad propia y además, la serie carece del handicap que arrastran otras series DC: han comenzado la historia desde el principio, sin la necesidad de construir un pasado ficticio donde se contraen caoticamente 20 años de historias de modo que se justifique asi la existencia de algunos elementos y personajes, haciendo que algunas franquicias tengan un tamaño tan exagerado (me refiero a Batman y Green Lantern) para solo haber transcurrido 5 años para los personajes desde su debút. En Earth-2 todo es mucho más simple y más claro. Toda la información disponible es la que se nos muestra en los comics y el mundo se va desarrollando según la batuta y el ritmo que James Robinson quiere imprimirle.

¿Que se nos cuenta en Earth-2? A diferencia de su versión anterior, aqui los personajes son la segunda generación de superhéroes. La primera generación (Superman, Batman y Wonder Woman, entre otros) ha desaparecido y una nueva serie de Maravillas ("Wonders") deberá surgir para hacer frente a una nueva amenaza. De este modo asistiremos al origen de estos nuevos hérores,  modificándolos en parte en un intento de modernizarlos y ajustarlos mejor a las necesidades de la historia que Robinson quiere contar. El cambio más ... polémico (por lo que difiere del original) podemos encontrarlo en Jay Garrick pero quizás el hecho de inhalar los vapores de agua pesada para obtener supervelocidad resultase algo..."excesivo" para el público del siglo XXI. Además, como el mismo Robinson afirma, Jay será un personaje fundamental (de ahí que utilice ese origen) y esa importancia será remarcada convirtiéndole en el narrador de la misma, descubriendo con él este nuevo Mundo de Maravillas... Por lo demás el tono de la serie es eminentemente clásico, un comic entretenido que utiliza y aprovecha todos los tópicos y los giros propios de los comics. Muchas de mis series favoritas se caracterizaban por lo mismo (Thunderbolts, New Warrios, etc) por lo que, en cuanto a mi respecta, estoy muy contento y satisfecho con ella. Respecto al arte de Nicola Scott no tengo queja: no es ni Bryan Hitch ni Ivan Reis (¡ya nos gustaria a todos dibujar como estos señores!) pero su trabajo cumple con creces con lo necesario.

Poco más os puedo desvelar sin contar demasiados detalles de la trama. Durante este primer tomo publicado por ECC (que incluye los números 01-04 de la serie original americana) conoceremos a algunos miembros de esta nueva era de Maravillas: la misteriosa Hawkgirl, el magnífico Linterna Verde, el poderoso Átomo... enfrentados a una nueva versión de un villano clásico del grupo. Quizás su único fallo del tomo sea ese: con un número más publicado habriamos tenido la primera saga completa. Naturalmente, comprendo la jugada de la editorial, dejando la historia en un cliffhanger para animar a comprar el siguiente tomo en unos meses. Los que no queden satisfechos con la serie poco les importará (no seguirán comprando) pero a los que si les ha gustado... bueno, espero que les aguanten las ganas hasta dentro de unos meses cuando se dispongan a publicarlo (es el fallo que tiene publicar en tomos. En fin, el mercado está como está...)

P.D.: una curiosidad más sobre esta primera historia: dicen que en DC Comics hay "falta de comunicación" (algunos autores no saben que hacen los otros aunque les sea absolutamente necesario - vease la franquicia Superman-) Es increible lo parecida que les ha salido la trama de estos números comparados con cierta saga que empezaria sólo meses después en otra serie...

2 comentarios:

damian trevo medra dijo...

Excelente post! con todo lo que ha dicho lo unico que me queda es sentirme exiliado como SUPERBOY en ese legendario Universo de bolsillo que se sacaron de la manga en aquella ocasión para darle un porque existia tal diferencia entre este superboy y superman. Habra que esperar hasta que alguna crisis nos vuelva a la vida.

Roberto Cruz dijo...

Nunca se sabe amigo... los caminos de los reboots son inexcrutables! Gracias por comentar!!!